• Darkey

One Shot: Bajar en la última estación.


Nota: Esta historia se puede disfrutar mejor si lees antes de esta "Un Viaje al trabajo" que puedes encontrar aquí.

Es difícil volver a comenzar, sobre todo cuando se vuelve de vacaciones... o si se podría llamarlas de esa manera... Estos eran mis pensamientos mientras esperaba el siguiente metro, en aquel solitario lugar, los pasillos vacíos de la estación no eran sorpresa a esa hora. Veo en las pantallas que anunciaba que el siguiente transporte llegaría en un minuto aproximadamente. Yo como si se tratase de un niño, comencé a tomar el tiempo, mire mi reloj y al acabar la vuelta de la manecilla se escuchó el inconfundible ruido de la maquinaria acercándose.

Esa sensación de satisfacción al no tener que luchar o golpear a alguien mientras intentas acomodarte entre la multitud es difícil de conseguir en estas fechas, pero para mí fortuna, me resulto fácil tomar un puesto frente a la puerta. El vagón se veía relativamente lleno, tanto como para dejarme acomodar frente a las puertas. Mis oídos ocupados con los audífonos que tocaban un tema musical simple de piano, hacia aquel lugar más acogedor y pacífico de lo que realmente era. El vagón se puso en movimiento y observe como el mundo comenzaba a moverse detrás del cristal hasta que la imagen se volvió un espejo negro que reflejaba a las personas a mis espaldas y mis horrendos lentes junto a mi cara.

Es normal ir pensando, durmiendo o haciendo alguna actividad durante el viaje en el metro. La mayoría de los rostros reflejados en aquel oscuro espejo, creado por la oscuridad del túnel, se mostraban perdidos mirándose fijamente. Gran parte de aquellos que tenían sus cabezas levantadas miraban con afán su reflejo en el cristal. Otros que viajaban sentados dormían o parecían tener su mente ocupadas en algo que tuvieran entres sus manos.

La música cambia y un tono más triste y tranquilo que el anterior hace un cambio drástico en mi percepción del ambiente, el lugar parece mucho más depresivo y me hace recordar a donde me dirijo… Mi trabajo… pensaba mientras contemplaba los horribles lentes que me entregaron para laborar sin inconvenientes.

Perdido en mis ideas y sentimientos del momento, me percato que el metro comienza a detenerse en la siguiente estación. Las puertas se abren y yo me quito las gafas mientras volteo a ver a las personas que viajaban en aquel vagón… el cual estaba vacío y en sus vidrios tenia los reflejos de los que esperaban bajar en la última estación.

Nota: Muchas gracias por leer.

#cuento #Darkey

0 vistas

contacto@aifreak.cl |   Iquique, Chile

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now